Des d'ara aquí hi podeu trobar, entre d'altres coses:

• Els últims programes de ràdio realitzats per en Josep Lluís
• Els últims articles -tant de cotxes com de motos- publicats a diferentes mitjans amb la signatura d'en Merlos
• Les fotografies més curioses de la seva activitat personal

I també...

• Els enllaços a les pàgines d'amics i col·laboradors
• La forma de poder contactar amb en Josep Lluís de la manera més ràpida possible

Gràcies per visitar-nos!
  • Article publicat al diari Sport (12 de maig de 2017) Versió en pdf

    ESTE ES EL GP DEL CAMBIO. O DEBERÍA SERLO

    Felipe Massa se fue, y volvió al campeonato. Jenson Button también se despidió, y le han tenido que repescar como sustituto de Alonso en Mónaco. Hasta Roberto Merhi ha desempolvado para estos días su viejo mono de Campos Racing. No creemos que con Ecclestone suceda lo mismo, pero “en la F1 nunca se puede decir jamás”, recordó Carlos Sainz en su rueda de prensa del miércoles.

    Este será el primer GP de España “post-Bernie”. Como cantaba Miguel Ríos en una de sus canciones de principios del milenio: "esta es la era del cambio, el futuro ya está aquí”.

    La presente edición de la carrera será la primera que se dispute bajo la atenta mirada de Liberty Media, que ha introducido algunos cambios que ya se hacen bien visibles este mismo fin de semana, como los números y nombres de los pilotos en mayor tamaño sobre las carrocerías. Pero no es sólo una cuestión estética o visual.

    La cita de Montmeló tiene su contrato asegurado hasta 2019. Después, nadie sabe qué nos deparará el futuro. Ni en el Circuit, ni en la F1, ni casi en el mundo entero.



    Jenson Button y Felipe Massa han vuelto

    Pero el GP de este año es especial porque obedece a un golpe de timón, a un cambio de rumbo. Las velas de la nave catalana han recuperado cierta turgencia, sobre todo después del soplo de aire que representa la renovación de la subvención del Ayuntamiento de Barcelona –siete millones en tres años– hasta la conclusión del vigente campeonato. Luego, Dios –pero sobre todo las urnas– dirá.

    Todo apunta a una entrada de lujo en Montmeló, casi como en los viejos tiempos, con una mejora sensible en la venta anticipada gracias al excelente trabajo del equipo de Vicenç Aguilera y Joan Fontseré.

    Las cosas no salen solas, y detrás del éxito hay mucho trabajo, esfuerzo e imaginación, la que requería Chase Carey.

    Los políticos tienen que jugar ahora su papel. Para evitar riesgos como la catastrófica gestión del Circuit en la época del tripartit, hay que hablar claro. A favor, o en contra. Casi todos lo han hecho, menos ERC cuyo posicionamiento sobre el Circuit es ambiguo. Sería su gran oportunidad de enmendar el desastre del pasado.

    Entrevista publicada a la revista Auto Hebdo (9 de maig de 2017) Versió en pdf

    AL HABLA: CHASE CAREY

    “A mi tampoco me gusta que Alonso prefiera estar en las 500 Millas”

    El “nuevo Ecclestone” de la F1 nació hace 61 años en Nueva York, donde quiere llevar un GP nocturno. Es presidente y CEO de F1 de Liberty Media, la empresa que dirige el campeonato desde hace unos meses. La semana pasada estuvo en Barcelona para la presentación del GP de España, y pasamos una jornada con él.
    Sus respuestas fueron kilométricas, algunas de casi ocho minutos. Carey habla mucho, y claro. Lo sintetizamos.


    ¿Es la primera vez que está en Barcelona?
    No. Ya estuve antes. La primera para una boda, hace unos 15 años, y me fascinó. Esta ciudad tiene una energía muy especial.

    Supongo que por eso ustedes quieren que la F1 siga durante muchos años aquí...
    Así lo he dicho públicamente y se lo he comunicado a los gestores de esta carrera. Acabamos de llegar, pero queremos un acuerdo a largo plazo, aunque no tenemos aún una estrategia definida. Esta ciudad tiene mucha fuerza, y hay que conseguir que la carrera la sienta, y que la ciudad se implique aún más.

    ¿O sea, que de alternar esta carrera con Francia: nada, no? No nos fastidie...
    Barcelona tiene que convertir su carrera en “su” Superbowl del motor, pero la del Paul Ricard no hay que verla como una amenaza.

    ¿Sabe que la F1 enganchó a muchos aficionados a escasos metros de donde nos encontramos, aquí en Montjuic?
    Eso me han contado los responsables del Circuit cuando me traían hasta este acto. Debía ser muy excitante ver correr los F1 en este lugar tan bonito y romántico.



    Chase Carey

    Hoy sería impensable, ¿no? Claro que Mónaco...
    Mónaco es especial, diferente, único. Tengo ganas de vivir la carrera en ese lugar para comprender mejor porqué enamoró a tantos millones de aficionados a lo largo de los años.

    Ya, y tal vez entonces encuentre una explicación a porqué Alonso no estará allí este año.
    Entiendo que si no lo hace es porque no tiene las garantías para luchar por la victoria, que es lo que desea todo gran campeón. No creo que sea nada personal en contra de esa carrera, ¿no? Tal vez usted sepa algo que yo no se al respecto…

    Oiga, yo sólo se que estoy entusiasmado con que corra en Indianápolis, pero creo que Ecclestone no le hubiera dejado...
    A mi tampoco me hace ninguna gracia, pero lo admito. Preferiría que estuviese en Mónaco luchando por la victoria en nuestro campeonato, pero comprendo su situación. Hay que leerla en positivo y entender que su experiencia nos ayudará a difundir más la F1, a que se habla también de ella donde habitualmente no sucede.

    Hablando de Ecclestone… ¿a usted le gustaría estar tantos años como él en el cargo?
    (Se ríe y no contesta).

    ¿Cuál fue su principal error?
    No se equivoque. A Ecclestone no podemos juzgarle por sus errores, si es que los cometió, sino por sus aciertos, que fueron muchos, porque para llevar este negocio al punto donde lo dejó, hace falta mucho talento y mucha constancia.

    ¿Ustedes lo harán mejor?
    Nosotros lo haremos diferente. Con Bernie al frente del negocio se decían muchos “no” a demasiadas cosas. Nosotros estamos abiertos, y dispuestos a decir “sí” a otras muchas.

    ¿Cómo por ejemplo?
    A llevar el campeonato a las redes sociales, a abrir el paddock, a que los pilotos sean más cercanos. Queremos que tomen a deportistas como Lebron o Messi como ejemplos. Que se acerquen a su público, que se dejen tocar.
    La F1 tiene una esencia que no vamos a cambiar, pero hay dos factores a potenciar, son la energía y la emoción.

    Pues… emoción no hubo mucha en Sochi. No se si ese es el ideal de carrera que a usted le gusta.
    En Sochi pasaron muchas más cosas de las que se vieron en la pista. Todo está empezando para nosotros. No voy a hacer una valoración deportiva, porque no me compete.
    Suelo hablar mucho con Toto Wolff y con Niki Lauda, que saben mucho más que yo de F1. No tendría ningún sentido que discutiéramos sobre técnica, porque para eso ya está Ross (Brawn). Pero con ambos podemos hablar, y mucho, de cómo debemos presentar la F1 al mundo en adelante.

    ¿A través de la televisión?
    A través de todo y en todos los formatos imaginables.

    Article publicat a la revista Auto Hebdo (2 de maig de 2017) Versió en pdf

    LA PRIMERA VICTORIA CASI SE TUERCE A BOTTAS

    Les haré un amplio resumen del GP de Rusia: Bottas hizo una gran salida. Punto.

    Sochi volvió a ser Sochi. Otra carrera aburrida en un circuito anodino, que sólo nos desveló del sopor en la edición el año pasado.

    Valtteri hizo méritos para esta primera victoria de su destartalado palmarés, pero sufrió en el último tercio por contener a Vettel, que volvió a la pole.

    Sólo Mercedes ha ganado en este lugar, pero Ferrari sigue ahí. Los indicios que apuntaron en la pre-temporada son absolutamente irrefutables.

    Aunque: ¿tanto ha mejorado Ferrari, o acaso sus principales rivales se encuentran en problemas?

    A finales de enero empezaron los rumores sobre posibles irregularidades en el diseño del W08 y del RB13 que, partían como favoritos. Los técnicos de ambos equipos no quisieron arriesgarse a una exclusión en el inicio de la temporada, por lo que se vieron obligados a modificar unas suspensiones en las que llevaban meses trabajando.

    Se dice que el diseño de un nuevo monoplaza arranca a partir del carácter de los neumáticos que le mantienen en contacto con el suelo. Y los Pirelli siguen siendo especiales, tal y como –hasta ahora- les pedían desde la dirección del campeonato.

    Tal vez Liberty Media debería modificar su cuaderno de exigencias al fabricante milanés. Hay quien apunta que un GP con cuatro pit-stops es absurdo, antinatural. Pero está claro que uno con una sola parada, y absolutamente decisiva, es soso. Ellos sabrán la medida del espectáculo mejor que nadie, acostumbrados como están al trasiego constante de las carreras de la Indy, con incesantes safetycars, entradas en boxes, y cambios de posición continuos.



    Valtteri Bottas festejando su triunfo en Sochi

    Es cierto que hemos visto partidos que terminaron con empate a cero goles, técnicamente interesantes. Pero no me dirán que no disfrutan más cuando hay “una manita”, por aquello de que los goles son la salsa del fútbol. Pues, del mismo modo, los adelantamientos y los cambios de líder constituyen el aderezo de las carreras.

    Pese a la victoria, en Mercedes echan de menos a Paddy Lowe, y Red Bull no ha respondido al cambio de suspensiones con su agilidad habitual.

    Estamos seguros que tanto los de Brackley como los de Milton Keynes reaccionarán. De la velocidad en hacerlo depende que Ferrari se perpetúe arriba, o no.

    ¿Porqué ganó Bottas y Hamilton sufrió en Rusia? Porque mientras para el finlandés esta remodelada suspensión es la única que “conoce” en el Mercedes, Hamilton echa de menos la “antigua”, le cuesta amoldarse a la actual, lo que condiciona mucho su pilotaje.

    Article publicat al diari Sport (29 d'abril de 2017) Versió en pdf

    EL MEJOR HOMENAJE A GONZALO: LA LEGALIDAD

    El sábado pasado falleció un chaval de once años –el burgalés Gonzalo Basurto– mientras participaba en los entrenamientos del campeonato asturiano de karting en el moderno y súper-seguro circuito de Fernando Alonso.

    Quienes formamos parte de la familia del motorsport, sabemos que sus diferentes modalidades entrañan peligro. Pero jamás nos acostumbramos (ni queremos hacerlo) a la muerte, y menos cuando esta tiene consecuencias tan devastadoras al ser el protagonista alguien tan joven. Duro, muy duro. Y terriblemente cruel.

    Llevo años clamando al cielo, protestando antes las federaciones y las instituciones, y exigiendo cambios en una especialidad que no ha evolucionado con el tiempo. Nunca me han hecho caso.

    El trofeo más prestigioso del karting, el Andrea Margutti, llevaba el nombre de un piloto cuya vida también se detuvo demasiado pronto haciendo lo que más le gustaba. No serán estas, desgraciadamente, las últimas muertes en el karting, de no mediar cambios.

    La carta que escribió el padre del fallecido nos rompe el alma. Especialmente a los que, siendo padres, lo hemos sido de niños practicantes de este deporte.



    Gonzalo Basurto antes de iniciar una carrera

    Fernando Basurto representa, como su hijo, la esencia de este deporte, la de los “petrolheads”. Porque lo que realmente ennoblece el automovilismo es esa masa de deportistas amateurs, de personajes anónimos que cada fin de semana, pagándose la afición de su bolsillo, llenan pistas, circuitos y tramos con la pureza de su ilusión, con el entusiasmo por un deporte que no entiende de millonarios ni de estrellas.

    Que la carrera de Sochi sirva como homenaje a los Gonzalo y Fernando Basurto de todo el mundo. Gente que sólo entiende de pasión, que no comprende las martingalas que a veces hay en carreras como las de F1.

    El asunto de las supuestas ayudas técnicas de Mercedes a Honda huele a podrido. No es bueno ni para los de Brackley, ni para los japoneses, que –aceptándolas- asumen su derrota hincando la rodilla en el suelo. Ni, por supuesto, para la pureza de un deporte que engrandecen los Gonzalo del mundo.

    Article publicat a la revista Auto Hebdo (18 d'abril de 2017) Versió en pdf

    EL MUNDIAL YA VUELVE A SER COSA DE DOS

    Lewis Hamilton perdió el título del año pasado en la segunda mitad de la temporada. Y este puede hacerlo en la primera.

    La segunda victoria del campeonato para Vettel fue indiscutible. No se le puede poner ningún pero. El alemán lo hizo de forma impecable, de principio a fin, aunque la situación en Sakhir fue la inversa a lo visto en Shanghai. Allí Raikkonen comprometió el resultado de Seb, taponándolo, y en Bahréin fue Bottas quien mermó las aspiraciones de su compañero de equipo.

    En la F1 todo suma. Y resta. Sería muy fácil obviar el tiempo que el finlandés estuvo frenando a Lewis, o el que éste perdió al coincidir los dos coches en el pit-stop… pero también sería injusto no añadirle el de la penalización al británico por ralentizar su ritmo en el acceso al pit-lane, por delante de Vettel.

    El sábado, Valtteri vivió el espejismo de la pole. Y se olvidó que los puntos los reparten el domingo, que lo realmente importante es la carrera, y que donde hay que vestirse con el traje de gala es para esas vueltecitas que se suceden después de que se apaguen los cinco semáforos rojos. Que sí, que está muy bien ir a toda mecha en una vuelta, pero lo que cuenta es eso que luego te premian con unas botellas de champaña.

    Ya nos hemos enterado –hasta la saciedad– que los coches de este año corren mucho. Cada sábado nos consta. Pero, mira por donde, los records –es decir: lo de verdad; o sea, lo del domingo– de momento no caen.



    Lewis Hamilton

    Porque una cosa son los ensayos, incluso la clasificación. Y otra la carrera. El día en que se lucen las primeras espadas. El día en que los actores secundarios hacen su papel. De secundarios.

    El domingo tampoco no fue de resurrección para McLaren. Más de lo mismo. Pobre Alonso. Pobre Vandoorne. Pobres de nosotros. Pero “bienaventurados los que lloran, porque serán consolados”, Mateo 5:4 (no el de la FIA, sino el del Evangelio). Aunque ya no queda ni para llorar, sino más bien para reír. Viendo cómo Fernando volvió a aguantar durante un puñado de vueltas a tantos rivales, adelantándolos incluso, tal vez sí que el asturiano tenga razón con lo de las virtudes de ese chasis. Es lo que hay, y ni Indianápolis lo va a cambiar. Aunque tal vez lo suavice por unas semanas.

    Donde no hay consuelo es en lo de Sainz. En la F1, cuando te cuelgan una etiqueta es muy difícil sacársela. Y Stroll se la ha ganado pronto. El nuevo Maldonado dicen algunos. Pero esta vez no. Algunas etiquetas deberían ir con velcro para poder sacárselas cuando no tocan, como este domingo.

  • Article publicat al diari Sport (20 de maig de 2017) Versió en pdf

    EN LIBERTAD, BUSCANDO LA IGUALDAD, PERO SIN FRATERNIDAD

    Acostumbra a llover en algún momento de esta carrera, y los pilotos suelen encontrarse con un asfalto bastante frío, sobretodo comparado con el que tuvieron en la anterior cita del campeonato, en Jerez. Por ello, sin llegar a los niveles que vimos el año pasado en Phillip Island, Motegi o Sachsenring, el GP de Francia suele ser una carrera delicada para los pilotos, que deben tomar precauciones extra para evitar caídas.

    Y, en este sentido, Yamaha parece tener una cierta ventaja. En Jerez sufrieron con los neumáticos, y aunque este elemento no es crucial en Le Mans, hay que tener en cuenta que la mayoría de curvas a la izquierda complican los virajes hacia el otro lado, para calentar el flanco de la goma al mismo nivel que el opuesto.

    Tras la cita andaluza, los pilotos probaron en unos test un nuevo compuesto delantero. Jorge Lorenzo ha repetido pruebas privadas en Mugello esta misma semana, y la nueva goma tampoco parece convencerle, pese a que la mayoría de pilotos de la parrilla están bastante contentos con el trabajo hecho por Michelin.

    El mallorquín, que ha ganado ni más ni menos que cinco veces en sus participaciones en la categoría reina en el circuito Bugatti, sabe que tendrá que tirar mucho del freno trasero para compensar esta sensación negativa que tiene, lo que le generará inseguridad y complicará poder repetir el podio de España.



    Johann Zarco

    El sabe mejor que nadie que las Yamaha no necesitan usar tanto el freno trasero, lo que aquí les da una cierta ventaja sobre las Honda –pese a que han ganado las dos últimas carreras de 2017–, y una notoria diferencia sobre la Ducati, una moto mucho más exigente, por esto precisamente, desde el punto de vista físico.

    Y justamente con una Yamaha, aunque no oficial, competirá el descarado Johann Zarco, en casa, con la motivación que esto supone, y con el reto de llegar hasta un podio que sería más que una victoria. Ojo con él en esta cita. No será el único francés en MotoGP. Le acompañarán Loris Baz y Sylvain Guintoli, que reemplaza a Rins en Suzuki. Dorna les necesita, y más ahora que Francia recuperará su carrera de F1.

    Article publicat al diari Sport (7 de maig de 2017) Versió en pdf

    EL HALCÓN MILENARIO

    Rossi, Valentino Rossi. Siempre él. 38 años. Y, cuando parecía que esta temporada lo tenía más crudo que nunca para llevarse su décima corona mundial, cuando más complicado estaba para meterse en la batalla entre los dos “protas” de la pre-temporada, va y llega a la primera carrera europea, como líder del campeonato, como en 2015.

    Busca una nueva victoria en tierra hostil, en Jerez –ni más ni menos–, en el templo más sagrado para sus enemigos. Es como un virus troyano que se ha colado para destruir a la bestia desde sus tripas.

    Es como ese Halcón Milenario de las Fuerzas Rebeldes que se mete hasta las entrañas de la Estrella de la Muerte para reventarla. El Doctor hace tiempo que robó los planos del buque insignia del Imperio (español). Lo conoce muy bien; no en vano ha ganado aquí 9 veces: 7 en la categoría reina (seis en MotoGP), y otras dos entre 250 y 125 cc.

    Han pasado 20 años desde la primera, y treinta desde que el trazado andaluz acogiera el campeonato del mundo por primera vez. Y en una carrera épica, la número 3.000 de la historia, Vale busca su victoria número 89 en la clase reina (la 115 de su palmarés), que ya son.



    Valentino Rossi

    Rossi, Valentino Rossi. Sí, el de las patadas y codazos. O no. El que hemos admirado como piloto una y un millón de veces, y el que también hemos criticado en algunas ocasiones, cuando se quitó el casco. El que siempre juega en casa porque, incluso en Jerez –donde la afición no entiende de los colores de las banderas, sino del de los cascos– cuenta con esa legión que han multiplicado por millones los beneficios de su merchandising particular.

    Los últimos cinco años hubo cinco ganadores distintos aquí. El pasado: Rossi, que dominó de principio a fin, saliendo desde la pole, casi humillando a sus rivales, en un reencuentro con la victoria en este escenario que no se producía desde 2009.

    Valentino es el único piloto de la parrilla que ha estado en todos los podios de lo que va de año. Le ha pillado el gusto. ¿Y si ganara el mundial? Ay si lo hiciera.

    Article publicat al diari Sport (22 d'abril de 2017) Versió en pdf

    CUATRO SEGUIDOS, EN ESTO TAMBIÉN SON MUCHO

    Cuatro participaciones, y cuatro victorias. Todas las ediciones del GP de Las Américas que se han corrido han tenido el mismo dominador. Marc Márquez es el sheriff en Austin. Y vuelve a ser el gran favorito. Pero también lo era en Argentina, y acabó por los suelos. Con un cero que le sitúa en octava posición en el campeonato. Nunca antes había tenido un arranque tan malo. Y aunque la temporada es larga –dieciocho carreras– el de Cervera sabe que no puede permitirse otra carrera con el casillero en blanco.

    Hasta el corazón de Texas llega otro pistolero que, por ahora, parece el más rápido en desenfundar. La culata de su revólver también tiene una muesca –sólo una– correspondiente a la victoria en Moto2 que firmó aquí en 2014. Pero sabe que las que realmente cuentan son las de MotoGP, como esas cuatro del de Honda.

    Si Maverick Viñales encadena su tercera victoria consecutiva del año (y ya no digo si esta coincide de nuevo sin que Marc pise el podio) la emoción del mundial puede empezar a tener un problema serio cuando el cortejo amoroso apenas acaba de empezar.



    Maverick Viñales en rueda de prensa

    Este campeonato nos apasiona. Nos enamora. Y nos excita como aquel acto que tanto hemos deseado y que no acaba de materializarse. El problema es que a veces, cuando llega, se acaba demasiado pronto, de lo mucho que lo hemos esperado.

    Este mundial no debería sufrir un gatillazo. No tan pronto. Porque seguimos soñando con esos prometidos duelos cara a cara, y que apenas hemos visto.

    Y mientras tanto, lo que parecía sólo cosa de dos incorpora a un tercero. Rossi es el invitado silencioso que se ha colado por el balcón, aprovechando toda su pillería. Es ese amante cuyo éxito se basa en la experiencia. El que, si la biología le acompaña, nunca falla ni decepciona. Pero lo de los tríos da mucho morbo y está muy bien para las películas, pero no siempre funciona.

    ¿Y el resto de la parrilla? Parece que esta vez les va a tocar ejercer de simples voyeurs. Desde la distancia. Sólo tendrán protagonismo si los Rocco Siffredi de este flirt apartan las sábanas para dejarles entrar en la cama. Un ratito.

    Article publicat al diari Sport (7 d'abril de 2017) Versió en pdf

    MAVERICK, ¡QUÉ BUENO QUE VINISTE! (CON TODOS LOS DEMÁS)

    El circuito de Termas de Rio Hondo es especial, distinto. Marc Márquez ha firmado la pole en los tres GP que se han disputado en este escenario y ha ganado dos de las tres ediciones de esta versión de la cita argentina; pero esta carrera se presenta particularmente imprevisible.

    Su asfalto suele tener un nivel de adherencia más bien bajo, y la escasez de competiciones que en él se disputan hace que al llegar allí los pilotos lo encuentren sucio.

    La sensibilidad de esta pista se acentuará con las previsiones meteorológicas del fin de semana, que anuncian temperaturas bajísimas durante el evento, lo que incrementará las dudas y temores sobre la capacidad de agarre de su asfalto.

    Todo el mundo da por sentado que Márquez reaccionará a su “fracaso” de Qatar, lo que revalorizaría el argumento del continuado duelo contra Viñales que se espera a lo largo de la temporada. Aunque aún es pronto para contrastarlo, Kevin Schwantz ha llegado a compararlo con el pulso que dirimió contra Wayne Rainey en su momento. A mi no me lo parece.

    Circulan incluso los datos de una encuesta –poco rigurosa, por cierto– que sobre 500 entrevistados otorga un 42% de opciones al título para el de Cervera, y un 26% al de Roses, sólo un 2% más que las que dan a Rossi.



    Maverick Viñales

    Según como, focalizar todo el interés del campeonato en la lucha entre esta dupla puede ser no sólo reduccionista, sino también irrespetuoso.

    El año pasado, en Argentina, sólo la inmadurez de sus pilotos privó a Ducati de una doble presencia en el podio, lo que demuestra que la moto de Borgo Panigale se adapta bien a una pista con una recta muy larga. Y ya vimos cómo estuvo de bien Dovizioso en Catar.

    La citada encuesta da un 8% de posibilidades de ser campeón a Lorenzo. Pocas. Pero tal vez aquí empiece a despegar. Quién sabe, aunque es un circuito que exige una confianza con el neumático y la moto que puede que todavía el mallorquín no haya adquirido con la Desmosedici.

    No es una carrera para pronósticos fáciles. Todo está muy abierto.

    TERMAS DE RIO… REVUELTO

    Para pesadilla de las casas de apuestas, según Alex Crivillé también hay que contar para la victoria con Pedrosa, que el año pasado ya pisó este podio.

    El arranque de Zarco en Losail, o la machada de Espargaró con la débil Aprilia… también son destellos de quienes a priori no están entre los favoritos, pero cuya ambición ilumina las carreras. Dicen que no tendremos nueve ganadores distintos este año, pero si en algún lugar puede saltar la sorpresa es aquí.

    Article publicat al diari Sport (24 de març de 2017) Versió en pdf

    LA TRAMONTANA NO SÓLO SOPLA EN ROSES

    Maverick Viñales. El nombre de moda durante toda la pre-temporada centra el interés de los focos en Losail. El de Roses ha acreditado una velocidad endiablada, y no son pocos los que avalan su postulado para el título de este año.

    Pero una cosa son los test de invierno, y otra un fin de semana de GP, con fuego real, y toda la presión mediática encima.

    “Mack” no es de los que se amedrentan. Lo ha demostrado en múltiples ocasiones. Al contrario: ante las adversidades suele sacar su durísima personalidad y se viene arriba. Que nadie le menosprecie.

    Está claro que es un claro candidato a ser campeón del mundo también en MotoGP. La incógnita por despejar es si lo es ya para esta misma temporada, sobretodo ahora que cuenta con una moto ganadora como la Yamaha. De entrada parece que sí, pero la prudencia obliga a esperar, cuanto menos, al domingo por la noche para saberlo.

    Pero no estaría de más recordar la machada de Márquez en su primera carrera en la categoría reina. Claro que: al manillar de una Honda, mientras que para Viñales esta será su primera cita después de las treinta y seis anteriores con una Suzuki, mucho más modesta que la montura que utilizó en su estreno el de Cervera.



    Maverick Viñales

    Sito vs Garriga. Lorenzo vs Pedrosa. Márquez contra el mundo. La historia nos ha regalado la posibilidad de vivir duelos al límite entre pilotos españoles, y todo parece indicar que las circunstancias nos van a regalar una nueva versión de estos pulsos fratricidas.

    No son pocos los que avanzan que esta temporada vamos a disfrutar con el pulso entre Márquez y Viñales. En los test ya hemos visto algunos destellos de lo que se presume una rivalidad sin concesiones. Marc es el amo de la pista, lo ha demostrado. Pero Maverick es un punk iconoclasta que nutre su talento de una materia prima llamada irreverencia. Para mayor escarnio del de Honda dice que su ídolo es Rossi, pero está dispuesto a limpiar el metal de las copas que gane este año con los restos del póster que ya ha descolgado de su habitación.

    UN ESPEJISMO EN EL DESIERTO

    El circuito de Qatar siempre fue propicio a Lorenzo, que ha ganado aquí en seis ocasiones, tres de ellas en la categoría reina. Ducati también se ha impuesto en tres oportunidades aquí. La ecuación Ducati-Lorenzo cuadra en este escenario, aunque la pretemporada no lo avala. Pero las carreras no son siempre matemáticas, estadística o lógica. Con dieciocho carreras por delante, la temporada será muy larga. Y esto tampoco es como empieza, sino como acaba.

RSS | Josep Lluís Merlos
Twitter | Josep Lluís Merlos
Mapa del web | Avís legal | Versión en castellano | Imprimir | Disseny web