Mugello no será un paseo por la Toscana

02-06-2017

El domingo fue un glorioso “Memorial Day” en Estados Unidos. Mientras Takuma Sato ganaba en las 500 Millas de Indianápolis, Bryan Smith se imponía en otro óvalo mucho más pequeño, el de la milla de Springfield, una de las pruebas de dirt-track con mayor prestigio en aquel país.

“Flyin”, que es el apodo del piloto oficial de Indian, es un especialista en esta distancia. El de Michigan es un buen amigo de la familia Haydn, y quiso celebrar su victoria dando la vuelta de honor al revés del circuito –como es tradicional allí– en homenaje al desaparecido Nicky. Una manera emotiva de recordar al gran héroe americano en un día tan significativo.

En Mugello deberían hacer lo mismo. El domingo, en Donington Park, el tributo que los participantes del mundial de Superbikes rindieron a “The Kentucky Kid” puso la piel de gallina… Y en la pista de la Toscana la emoción no debería ser menor.

El GP de Italia será una carrera vital. Cualquier caída puede tener una enorme trascendencia, porque a la semana siguiente –sin descanso– nos espera el Circuit de Catalunya, con su trazado remodelado.

Por primera vez desde 1981, ninguno de los ocho primeros clasificados del campeonato ha conseguido puntuar en las cinco carreras disputadas. Este año no tendremos ocho ganadores distintos en las primeras citas como en 2016, pero el campeonato no está siendo menos interesante.

El mundial llega a casa de Rossi, pero también al territorio Lorenzo por excelencia, mal que les pese a los aficionados locales.

El estado de Valentino es una incógnita. La importancia real de su caída practicando motocross la semana pasada sólo la saben él y su entorno. Pero han trascendido demasiadas señales como para pensar que el accidente quedó en una anécdota. Ya lo veremos, pero Rossi necesita marcar territorio con Viñales si no quiere que se le escape.

Desde que debutara en MotoGP con una caída en 2008 (el día de la última de las siete victorias de Vale aquí), Lorenzo sólo ha combinado primeros (5) y segundos (3) puestos en Mugello. Sus largas rectas ayudan a la Ducati.

Pero ya veremos esta vez. Maverick y Pedrosa van disparados, y Márquez no puede fallar de nuevo.