Articles

Déjenme que les cuente algo personal. El fin de semana pasado fue fantástico. El sábado estuve en el RCT Barcelona disfrutando en vivo de las semifinales del Godó. El domingo asistí al Enduro Vintage de Les Comes, donde me reencontré con las motos de mi juventud y con viejos amigos; y por la tarde, transmisiones televisivas en vena con el Barça, Nadal y la Indy Car. No se si como consecuencia de todo ello, pero he tenido una semana maravillosa. El efecto balsámico de pasarlo bien con el deporte (sobre todo de forma presencial) es incuestionable. Sí, ya lo se: "el opio del pueblo" si quieren; vale, "el panem et circenses", de acuerdo. Pero, sin ser comparable con la propia práctica del ejercicio físico, el poder estimulante de contemplar un evento deportivo "in… Seguir llegint
Una de las escenas más inquietantes de la película Poltergeist es aquella en la que la niña Carol Anne se coloca delante de un televisor con la pantalla chisporroteante cubierta de nieve estática, y de repente exclama un enigmático "ya están aquíiiiii!" que se ha hecho famoso en la historia del cine. De algún modo los habitantes de la parrilla de MotoGP deben sentirse estos días como la prota de la peli producida por Spielberg, sobretodo después del comunicado del equipo Repsol-Honda que el pasado sábado nos obsequió con el anuncio de la vuelta de Marc Márquez al ruedo este fin de semana.Con su regreso, el mundial recupera a su estrella más rutilante un año después de que tuviera que apartarse de los focos por culpa de una lesión que, aun siendo menos grave que el… Seguir llegint
Puede que sea un efecto del virus. Tal vez una consecuencia del cambio climático. Acaso una modificación creada por la dieta mediterránea. O un impacto cerebral provocado por Tik-Tok, Netflix, el Festival de Eurovisión o quién sabe qué otra sociedad malandrina. El caso es que algo está cambiando en el comportamiento de los héroes más punkies del mundo del motor. "Con lo que está pasando en este momento en todo el mundo, tengo la obligación de sentirme un privilegiado y de ser agradecido con el momento que estoy viviendo", declaraba Maverick Viñales al programa "Tú diràs" mientras paladeaba el éxito que acaba de conseguir en Qatar; un sabor que hacía demasiados meses que no degustaba. "¡Yo quiero ser legal!", exclamaba Max Verstappen a través… Seguir llegint
Arranca la temporada del motor este fin de semana, y con ella los conflictos domésticos. Estaremos clavados frente a la pantalla de sol a sol, y deberemos capear con diplomacia la conciliación familiar, no con la vida laboral esta vez sino con esa adicción a la gasolina irresistible que nos mueve y nos apasiona. Coinciden F1 y MotoGP. ¡Qué fácil es criticar esta circunstancia, y qué difícil debe ser confeccionar unos calendarios que deben sortear la pandemia, la competencia de otros eventos deportivos, y la estructura necesaria para compaginar la lógica con la logística! Los campeonatos levantan el telón no exentos de polémica: la que se ha generado a propósito de que tanto Dorna como Liberty hayan ofrecido a los colectivos de MotoGP y F1 la posibilidad de vacunarse aprovechando… Seguir llegint
Ha llegado el momento de arrojar a la papelera el almanaque en el que apuntamos la palabra "distopía" y en el que aprendimos a no sorprendernos ante quienes ya utilizaban una mascarilla al menor síntoma de un resfriado. Dicen que saldremos más fuertes de esta. No lo sé. Lo que sí es seguro es que lo haremos más pobres. Y más desconfiados, porque nos la han intentado colar por todas partes. También en nuestro deporte. Afortunadamente, la socorrida temporada de carreras que hemos vivido nos ha ayudado, y mucho, a olvidarnos ni que fuera por unas horas de esta pesadilla. Joan Mir y Albert Arenas han sido los españoles que más han brillado en este campeonato. Pero el Mundial de Motociclismo de 2020 ha tenido un héroe destacado: Carmelo Ezpeleta. La solvencia con la que él… Seguir llegint
Con la celebración del GP de Abu Dhabi termina el curso más extraño de la historia del motorsport. Probablemente también el del mundo en general (por el momento) en un año en el que aprendimos la palabra "distopía". Y lo hace sin que los dos pilotos que partían como grandes favoritos hayan podido participar (o hacerlo en plenitud de condiciones) en las últimas citas del nefasto 2020. Lo que no deja de ser una metáfora de lo surrealista que está siendo todo. Por un lado Lewis Hamilton: afectado por el maldito virus cuyo impacto ha condicionado hasta el último instante sus opciones de bajar el telón en el Yas Marina. Por suerte para él la enfermedad le pilló después de proclamarse campeón mundial, pero en pleno proceso de reflexión sobre su continuidad en la F1, lo… Seguir llegint