Articles

Siempre se dijo que la de Man -escenario del pavoroso Tourist Trophy- es la isla más motorista del mundo. Pero tal vez haya que ir cambiando esta perspectiva si finalmente Joan Mir se proclama campeón del mundo de MotoGP en Cheste. Con el recuerdo permanente del añorado Luis Salom, y la realidad de los cinco mundiales de Jorge Lorenzo -dos en 250 y tres en MotoGP- queda claro que, si de motos se trata, Mallorca no es precisamente la isla de la calma. Y menos con Emilio Pérez de Rozas dando su bulla permanente desde allí. El de Palma ha demostrado tener esa tranquilidad muy bien interiorizada, y el domingo puede disponer de la mejor ocasión para aplicar esa cualidad en su primer match-ball. Seguro que algo habrá aprendido de cómo gestionar la presión en el último juego de un paisano… Seguir llegint
He tenido la suerte de disfrutar en vivo de MotoGP y de la F1 durante bastantes temporadas. De cubrir campeonatos como el mundial de rallis, el de trial, o los Seis Días de Enduro. O la satisfacción de estar en citas como las 500 Millas de Indianápolis, las 24 Horas de Le Mans o el Dakar, por citar algunas entre diversos centenares de carreras a lo largo de más de cuarenta años por el mundo. Y sin embargo -creo que ya se lo he dicho alguna vez- una de las pruebas que más me ha entusiasmado se disputa a tiro de piedra: las 24 Horas Ciclomotores de Lliçà d'Amunt. Esa carrera es extraordinaria. Allí no corre ningún Marc Màrquez, ni los equipos que participan tienen lujosos motorhomes. La mayoría de los participantes son pilotos aficionados, deportistas anónimos que cada año… Seguir llegint
La vuelta de la F1 a Imola este fin de semana, con un programa experimental mucho más compacto con la idea de reducir gastos -un planteamiento sobre el que podríamos discutir mucho- ha dejado en un segundo plano la valoración del record que Lewis Hamilton obtuvo en Portimao el pasado domingo: 92 victorias. Ganar un GP de F1 es algo muy difícil al alcance de pocos pilotos (107 en 70 años de historia de la competición); llegar a esta cifra, una gesta. Sin querer echarle agua al vino, ni mucho menos, es cierto que actualmente es más "fácil" sumar más victorias por temporada con unos calendarios que -excepcionalidades como la de este año a causa de la crisis sanitaria al margen- tienen muchas más citas por campaña de las que antaño formaban los campeonatos. En su primera… Seguir llegint
¿Nick Havanna, Otto Zutz, KGB, Universal, SiSiSi, Velvet o Network Café? ¡Qué dilema! Salir de fiesta en la noche barcelonesa de principios de los 90 requería una complicada elección. Aquellos locales -templos donde el ejercicio del perreo nocturno se elevaba a la categoría de arte- eran (más allá de su ambiente) unos ejercicios de diseño que llamaban la atención de todo el mundo, una exhibición estilista que acumulaba premios por doquier, y situaba la ciudad en el escaparate internacional. Si quieren: una banalidad. Cierto, pero un detalle más de la modernización de una capital que se transformó gracias a los JJOO del 92; que aprendió a vivir de cara al mar después de siglos de hacerlo a espaldas al mismo; que hizo del disseny y de la estética su divisa; y que dimensionó… Seguir llegint
A veces, muy pocas, en medio del nauseabundo estercolero que son las redes sociales florece alguna amapola. El domingo, tras la carrera de Aragón, Marc Márquez hacía brotar una de ellas en ese cenagal orgánico que es twitter: "Hola a todos. Soy el hermano de @alexmarquez73". Brillante, oxigenante, creativo. La bofetada con la mano plana, abierta (como los peligrosísimos ventanales que tienen en esa casa, capaces de arrancarle a uno el brazo a poco que se descuide y por muy musculado que lo tenga) dirigida a todos los haters de esa red que tanto habían cuestionado la trayectoria de Alex retronó desde Cervera hasta el fondo de las madrigueras y establos donde se esconden quienes viven permanentemente instalados en el odio. Dos segundos puestos consecutivos. Uno en lluvia, sí,… Seguir llegint
La edición de 1851 de la regata del trofeo de las 100 Guineas fue ganada por la goleta "América" delante de las embarcaciones inglesas del conde Wilton. Aquel resultado dio pie al nuevo nombre de la competición más famosa del mundo de la vela: la Copa América. Apabullada por la afrenta que la armada británica estaba sufriendo en manos del velero del Yacht Club de Nueva York, la reina Victoria preguntó: "¿y quien va segundo?" A lo que el armador del sindicato de su país le respondió: "Su majestad, no hay segundo". El impacto emocional de aquel correctivo dio pie, años más tarde, a que alguna descendiente de los protagonistas de esta historia se diera a la bebida (a la ginebra, concretamente), y que se instalara en el acervo popular una cierta tendencia… Seguir llegint