Articles

De Spa a Zandvoort hay poco más de 300 kms. Aunque la previsión meteorológica no amenaza para este fin de semana, nadie puede evitar mirar al cielo cada vez que cruza el paddock. Y es que si llueve (nunca descartable en estas latitudes) el pánico volvería a apoderarse de los accionistas de la F1. Nunca su imagen había quedado tan dañada como en el No-GP de Bélgica. Ni en Indianápolis 2005, ni con la vergüenza del "crashgate" de Singapur 2008, o con determinadas órdenes de equipo que adulteraron lo que dicen las estadísticas, o con algunos de los diversos casos de trampa técnica que han sucedido a lo largo de la historia. Seguir llegint
Siempre se ha dicho que la grandeza de un deportista se mide por el tamaño y prestigio de sus rivales. Ganar al mejor sirve, sobretodo, para aumentar la autoestima… e incrementar la cotización de la victoria propia. De ahí que los campeones más listos se caractericen por su generosidad a la hora de ensalzar las cualidades de sus rivales. Mientras todos los focos mediáticos están centrados sobre la categoría reina de MotoGP, y con una división intermedia -Moto2- un poco anodina, la clase "pequeña" -Moto3- tiene esta temporada la virtud de ponernos en órbita apenas arrancada la matinal de cada domingo. Sobretodo por un chaval de 17 años que ha irrumpido en los GP como un ciclón, con la misma intensidad de los grandes héroes de hoy en el momento de su estreno. Sino con… Seguir llegint
La vida nos entrega unas paradojas y paralelismos tan extraños, que a veces resulta difícil creer que no todo está escrito previamente. En el mismo momento que Valentino Rossi anunciaba su adiós, el Barça comunicaba que no podía renovar a Messi. Tres días más tarde, los blaugranas derrotaban a la Juve apenas unas horas después que la carrera de MotoGP de Austria viera campeonar por vez primera a Jorge Martín. El Gamper más extraño de la historia nos permitió ver un equipo conjurado en el propósito de sobrevivir sin Messi, y otorgando protagonismo tanto a los recién llegados como a los jóvenes que están llamados (o al menos se espera que sea así) a seguir la estela del de Rosario a la menor distancia posible. Marcaron el esperado Depay y el rebelde Ricky. El GP de Styria nos… Seguir llegint
Discoteca Zangola, en el corazón de los Dolomitas. Enero de 2011. Fernando Alonso había aterrizado en Ferrari la temporada anterior, pero aquel año le tocaba compartir protagonismo en la fiesta de los equipos patrocinados por Marlboro, ni más ni menos que con la rutilante estrella motociclista Valentino Rossi (la Scuderia con el español y Felipe Massa; y Ducati con el italiano y Nicky Hayden). El Wrooom, el tradicional stage de invierno en Madonna di Campiglio donde este patrocinador presentaba cada año sus formaciones deportivas más mediáticas, no había reunido un cartel tan magnífico desde los tiempos que Michael Schumacher se deslizaba por la temible pista 3-Tre vestido de rojo. Seguir llegint
"Tenemos la suerte de disfrutar de un mundial único, personalizado. El duelo entre Verstappen y Hamilton recuerda las luchas cara a cara de Senna y Prost, o los pulsos de Alonso con Schumacher o Vettel", comentaba Marc Gené esta semana en el podcast "Cafè del pàdoc". La temporada culmina su primera parte con la carrera de Hungría de este fin de semana, y 8 son los puntos que separan al de Red Bull (5 victorias de 10 posibles), del de Mercedes (ganador de 4 GP este año, 99 en el total de su trayectoria deportiva). La cita de Budapest presenta muchas incógnitas. Siendo uno de los circuitos más lentos del campeonato, podría beneficiar a… ¡Ferrari!, que parece gestionar mejor sus neumáticos en condiciones de calor extremo como las que suelen darse en el Hungaroring,… Seguir llegint
Si hacemos una panorámica general sobre la situación del mundial de F1, como si la sobrevoláramos con un dron, el objetivo nos mostrará un paisaje muy interesante, con el pulso entre Verstappen y Hamilton separados por tan solo 32 puntos después de nueve carreras. Una lucha francamente intensa, que divide la afición entre partidarios de uno y otro, gracias a la teórica igualdad que rige en este duelo particular. Pero si buscamos el plano corto, si cerramos el objetivo, nos encontraremos por una parte con un Max pletórico, más fuerte (ha ganado cinco de las nueve carreras disputadas, las tres últimas de modo consecutivo) y maduro que nunca, en comunión absoluta con su Red Bull (un coche que ya ha vencido en seis ocasiones este año); y por otra con un Lewis nervioso, dubitativo,… Seguir llegint